Archive

Please reload

Tags

Please reload

Hurricane Season ... Pitfalls, Profits, and Proper Planning

October 15, 2018

 

Hurricane season is again in full swing with devastating results.  The months of June through November are historically the most active months for what can be monstrous storms creating tremendous loss to property and life.  Hurricane Florence, the latest to devastate the U.S., currently carries a property loss estimate of $17-$22 billion and is responsible for more than 4 dozen deaths. 

 

Structural damage caused by these storms create a massive wave of new work for construction contractors of numerous trades.  Roadways can be washed out, bridges destroyed, homes and other building structures flattened, and flooding is another tangible culprit that causes damage to a building even if left standing. 

 

Calendar year 2017 saw more than $265 billion in storm damage in the U.S. Construction or reconstruction of storm ravaged infrastructure and property can create a significant amount of profitable work for our construction contractors.  It can also carry a host of issues a contractor must consider as estimates are prepared and crews mobilized.

 

In a severely damaged area the simple task of providing safe drinking water to our workers can be limited.  Water and wastewater systems can be damaged or seriously compromised restricting use and access to the job site.  The task of debris removable can be enormous should the structure be destroyed or structurally compromised.    Debris removal could include hazardous and/or green waste as well as other more sentimental personal property.  

 

Our responsibilities to our crews must include enhanced worker safety precautions as well as risk contamination control.  Flood waters may contain high levels of hazardous substances including raw sewage.  The risk of mold contamination can cause serious health issues to our workers.  We must implement all precautions to ensure an enhanced safety environment on the job site.

 

But what are our responsibilities if our projects are already under construction?  How do we protect our construction site and our workers from such disasters?

 

Constructions sites pose a higher risk during disasters.  Construction protocols that may normally protect a building from disaster may not yet be in place. And the risk to the construction site itself is substantially increased by the equipment, tools and materials stored on site.  A simple hammer, a box of nails, even the heaviest piece of equipment can become projectile objects in a significant wind storm. 

 

It is our responsibility to identify potential risk that are inherent to our geographic area of work.  We are not immune to hurricanes off our Texas coasts.  Texas has the highest average annual number of tornadoes in the US with an average of 132 tornadoes touching Texas soil each year.

 

It should be a standard practice for each of our businesses to create an emergency plan to help reduce the risk associated with these threats.  Our construction site managers must ensure our project crews are properly trained on what they must do in the face of a disaster.  With a plan in place we are better positioned to mitigate the overall cost of a natural disaster and more importantly protect our employees on the project site.

 

How can we get started?  First, we must understand our risk.  It would be wise to consult with professionals who understand the risks associated with serious weather related storms.  We must understand and prepare a plan of action for risk such as:

 

- upended equipment caused by strong winds

- flooding caused by a storm surge or heavy rain fall

 

We must have a plan on how to:

 

- effectively evacuate or shut down a  job site

- move long-term material storage out of potential flood areas

- implement team preparedness - one for storm response and another for storm recovery

- reduce site debris and scrap metal from the job site

- removal or anchoring of barricades and loose buildings

- protection of underground piping and/or storm drain systems

- relocate equipment

- notification protocol for on-site crews safe return to the job site

 

The potential for increased profitability is enhanced by the work created by Mother Nature but it remains our responsibility to ensure we are adequately prepared to ensure we protect the lives of our employees and mitigate the risk to our construction sites.

 

If this is a subject of interest and you would be interested in the USHCA scheduling a storm preparedness workshop, please send us an email to ushcadeaustin@gmail.com

 

 

 

 

TEMPORADA DE HURACANES ... Dificultades, ganancias y planificación adecuada

 

La temporada de huracanes está nuevamente con todo la fuerza y con resultados devastadores. Históricamente, los meses de junio a noviembre son los más activos para lo que pueden ser tormentas monstruosas que crean pérdidas tremendas para la propiedad y la vida. El huracán Florence, el último en devastar los EE. UU., actualmente tiene una estimación de pérdida de propiedad de $17 a $ 22 mil millones y es responsable de más de 4 docenas de muertes.

 

El daño estructural causado por estas tormentas crea una ola masiva de nuevos trabajos para los contratistas de la construcción de numerosos oficios. Las carreteras pueden ser obliterados, puentes destruidos, casas y otras estructuras de edificios aplanados, y las inundaciones son otro culpable tangible que causa daños a un edificio, incluso si se deja estancada.

 

El año calendario 2017 vio más de $ 265 mil millones en daños por tormentas en los EE. UU. La construcción o reconstrucción de infraestructura y propiedades devastadas por las tormentas puede crear una cantidad significativa de trabajo rentable para nuestros contratistas de construcción. También puede incluir una gran cantidad de asuntos que un contratista debe tener en cuenta al preparar las estimaciones y movilizar a las cuadrillas.

 

En un área gravemente dañada, la tarea simple de proporcionar agua potable a nuestros trabajadores puede ser limitada. Los sistemas de agua y aguas residuales pueden dañarse o comprometerse seriamente, restringiendo el uso y el acceso al lugar de trabajo. La tarea de remover escombros puede ser enorme si la estructura se destruye o se ve comprometida estructuralmente. La eliminación de escombros podría incluir desechos peligrosos y / o verdes, así como otros bienes personales más sentimentales.

 

Nuestras responsabilidades con nuestros equipos deben incluir mejores precauciones de seguridad para los trabajadores, así como un control de riesgo de contaminación. Las aguas de inundación pueden contener altos niveles de sustancias peligrosas, incluidas las aguas residuales sin tratar. El riesgo de contaminación por moho puede causar serios problemas de salud a nuestros trabajadores. Debemos implementar todas las precauciones para garantizar un entorno de seguridad mejorado en el sitio de trabajo.

 

¿Pero cuáles son nuestras responsabilidades si nuestros proyectos ya están en construcción? ¿Cómo protegemos nuestro sitio de construcción y nuestros trabajadores de tales desastres?

 

Los sitios de construcción representan un riesgo más alto durante los desastres. Es posible que los protocolos de construcción que normalmente protegen un edificio de un desastre aún no estén implementados. Y el riesgo para el sitio de construcción en sí se incrementa sustancialmente por el equipo, las herramientas y los materiales almacenados en el sitio. Un simple martillo, una caja de clavos, incluso el equipo más pesado puede convertirse en objetos de proyectiles en una tormenta de viento importante.

 

Es nuestra responsabilidad identificar el riesgo potencial que es inherente a nuestra área geográfica de trabajo. No somos inmunes a los huracanes de nuestras costas de Texas. Texas tiene el promedio anual más alto de tornados en los EE. UU. Con un promedio de 132 tornados que tocan el suelo de Texas cada año.

 

Debe ser una práctica estándar para cada uno de nuestros negocios crear un plan de emergencia para ayudar a reducir el riesgo asociado con estas amenazas. Los gerentes de nuestros sitios de construcción deben asegurarse de que nuestros equipos de proyecto estén debidamente capacitados sobre lo que deben hacer ante un desastre. Con un plan implementado, estamos mejor posicionados para mitigar el costo general de un desastre natural y, lo que es más importante, proteger a nuestros empleados en el sitio del proyecto.

 

¿Cómo podemos empezar? Primero, debemos entender nuestro riesgo. Sería prudente consultar con profesionales que entienden los riesgos asociados con tormentas climáticas graves. Debemos entender y preparar un plan de acción para riesgos tales como:

 

- Equipo volcado por fuertes vientos.

- Inundaciones causadas por una tormenta o una fuerte lluvia.

 

Debemos tener un plan sobre cómo:

 

- Evacuar efectivamente o cerrar un sitio de trabajo

- Mover el almacenamiento de material de largo tiempo fuera de las áreas potenciales de inundación.

- Implementar la preparación del equipo: una para la respuesta a la tormenta y otra para la recuperación de la tormenta

- reducir los desechos del sitio y la chatarra del sitio de trabajo

- Remoción o anclaje de barricadas y edificios sueltos

- Protección de tuberías subterráneas y / o sistemas de drenaje pluvial

- Reubicar equipos

- Protocolo de notificación para el regreso seguro de la tripulación en el lugar de trabajo.

 

El potencial creado por la Madre Naturaleza aumenta el potencial para una mayor rentabilidad, pero es nuestra responsabilidad garantizar que estemos preparados adecuadamente para asegurarnos de proteger las vidas de nuestros empleados y mitigar el riesgo para nuestros sitios de construcción.

 

Si este es un tema de interés y le interesaría que la USHCA programe un taller de preparación para tormentas, envíenos un correo electrónico a ushcadeaustin@gmail.com

 

Translated by Romie De Alejandro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Recent Posts

April 25, 2019

March 23, 2019

Please reload

512.627.5444

©2017 BY US HISPANIC CONTRACTORS ASSOCIATION. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM